Los profesores

 

Steph y Pete. 

 

Steph y Pete son un dúo swinguero que llega desde Nueva Zelanda y llevan bailando y enseñando juntos desde 2010.

Despúes de competir en Nueva Zelanda y Australia, estos dos kiwis pensaron que ya era hora de plantearse un desafío y se mudaron a Londres en el 2014. Ambos trabajan para Swing Patrol London.

Steph es profesora de música de día y por la noche se dedica en cuerpo y alma a todo lo que tiene que ver con el lindy hop. Su amor por el baile se explica porque desde muy pequeña estuvo en contacto con el solo jazz. Desde entonces, bailar, enseñar y participar en espectáculos swing se ha convertido en una verdadera pasión para Steph.

Peter es ingeniero de estructuras, por lo que disfruta hablando de cemento cuando no está haciendo swing outs en la pista de baile. Desde que Pete descubrió el swing, se ha quedado prendado.

 

Scott Cupit: 

 

 

Originario de Australia, mientras viajaba por los Estados Unidos con su hermano, Scott se topó con gente bailando a ritmo de swing. Enseguida le cautivó la energía del baile, la música y la gente. Junto con su socia Claudia, empezó Swing Patrol, a menudo llamada la escuela de swing más grande del mundo. Su amor por el baile se volvió contagioso – empezó a dar clases con 23 alumnos y en 8 semanas ya eran 200.Quince años después, Swing Patrol imparte clases semananles en Melbourne, Sydney, Tasmania, Berlin y Londres. Scott se mudó a Londres en 2009 para abril Swing Patrol London, que ahora cuenta con más de 900 alumnos cada semana, en diferentes espacios y bailes sociales semanales.

Además de dirigir Swing Patrol, Scott continúa impartiendo clases semanales. A menudo se desplaza para enseñar en distintas escenas del Reino Unido, Francia, España … Después de 15 años en este proyecto, sigue pensando que tiene el mejor trabajo del mundo.

 

 

Arrianne O’Shea. 

 

Una de la especialistas en aéreos de Londres, a menudo deja boquiabiertos a las masas con su saber hacer. Ha bailado delante de Norma Miller en el Hippodrome, en Good Morning Britain ITV y frente a David Cameron en la residencia del entonces primer ministro británico.
Como componente del High Flying Brat Pack, Arrianne disfruta enseñando cómo volar. También es profesora en distintos centros de Swing Patrol en Londres. Es una persona muy extrovertida, por lo que Arrianne tiene muchas ganas de conocer el potencial de la escena en el norte de España y el Swingmazo.

 

 

Javi Santos. 

 

Javi es un “old-timer” de la escena del Lindy Hop en España. Después de acabar la etapa de codirector y profesor en la mítica escuela En Modo Swing, ahora imparte clases en Mallorca y talleres dedicados a ritmo, musicalidad, sentirse a gusto bailando y buscar su propio camino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Andrés Lázaro. 

 

Andrés Lázaro empezó formándose en Madrid cuando la escena era aún muy pequeña, atraído por el carácter desenfadado e imprevisible del jazz. Pronto su pasión por el swing le llevó a conocer los festivales más importantes de Europa y Estados Unidos y a impartir talleres a nivel nacional. En 2013 dejó su trabajo y emprendió un largo viaje sin rumbo fijo que le llevó a colaborar con la escena de swing en Ecuador y a conocer diversas escenas del continente americano y europeo.

Ha competido e impartido talleres a nivel nacional e internacional, pero es en el baile social donde encuentra el verdadero disfrute. Es parte del equipo de la escuela Animal Jazz en Madrid, donde imparte regularmente clases de Solo Jazz y Lindy Hop. Fascinado por las capacidades expresivas y comunicativas del swing, en sus clases trata de conectar con la faceta más musical, rítmica y a la vez libre del baile.

 

Jane and Bruce de Kingston Swing, Hull, Reino Unido. kingstonswing.co.uk

Miembros activos en la escena de Hull, en Inglaterra, Jane y Bruce son también los organizadores de Hullzapoppin’ (www.hullzapoppin.co.uk). Llevan más de diez años bailando y enseñando tanto en Hull y el norte de Inglaterra, como en el resto de Reino Unido y en algunos países europeos. Los llamativos aéreos del Lindy son los que cautivaron a Bruce y despertaron su interés por el Swing. Él mismo reconoce que aprendió antes el ‘Around The World’ que a hacer el básico de 8-count decentemente. Aunque motivan a todos sus alumnos a ser mejores, creen firmemente que el espíritu del Lindy Hop reside en pasárselo bien, cosa que transmiten a sus alumnos en cada clase. Sus clases de aéreos, por ejemplo, se caracterizan por tener un alto contenido de diversión y porque comparten sus “trucos del almendruco” sobre seguridad y salud. Consiguen grandes resultados en cortos periodos de tiempo … ¡¡pensaréis que un hopper puede volar!!

En sus clases en el Swingmazo se concentrarán en la conexión, el movimiento y la musicalidad. Nos enseñarán como una conexión relajada entre los bailarines marca la diferencia en nuestro movimiento, y como un movimiento positivo del cuerpo controla la conexión. Los pasos que epatan están bien, pero sin una base … ¡simplemente no funciona!

También analizaremos con ellos la estructura de la música Swing. Se trata de poder sentirnos relajados con la música e identificar fácilmente los breaks, ó pausas, para incorporar nuestros pasos más impresionantes. Queremos conseguir un verdadero diálogo entre nuestro baile y la música.

En el taster de aéreos de este fin de semana Jane y Bruce nos transmitirán la técnica que los hace posibles, para conseguir que realicemos de manera fácil y segura lifts y tricks espectaculares. No habrá rotación de parejas y cada uno trabajará a su ritmo. Aún así, ¡esperamos que tengáis un mínimo de forma!

Lara Cano e Isabel González. 

 

Lara Cano e Isabel González aka las “chicas frenéticas” llevan bailando numerosos estilos de baile toda la vida. Comenzaron a aprender lindy hop en En Modo Swing en Madrid en 2011 donde también se incorporaron durante unos años como profesoras. No han parado de formarse en talleres, festivales y otras jaranas alrededor del globo además de dar clases eventuales en festivales. Actualmente forman parte de la escuela Animal Jazz. Están muy implicadas en la comunidad local desde la formación y organización de eventos como el Swing Mood Fest y forman parte de Miss Animal, un grupo de mujeres bailarinas de Solo Jazz enfocado a aprender y disfrutar juntas de la cultura swing.

Les flipan los ritmos más rápidos y esa adrenalina que contagian. Vienen entusiasmadas por compartir la “Killer boogie”, una de las coreografías más locas de la escena nacida hace 20 años gracias a Marcus Koch. Fue creada como un ejercicio de velocidad con los pasos básicos de boogie y se lanzó en forma de video tutorial en VHS (¡uaaauh!). Con el tiempo se hizo tan popular que Marcus completó la coreografía y hoy en día se enseña en todo el mundo, desde Cuenca a Tokio.